Importante

Tema de esta edición: Realidad y apariencia en el mundo actual

Redes sociales, anuncios, series, películas, ficciones, pantallas, medios de comunicación... Nuestra existencia se desenvuelve cada vez más de espaldas a la experiencia física de la realidad, está envuelta cada vez más en imágenes y mediaciones de todo tipo. Incluso las relaciones personales prescinden de la relación directa cara a cara y tienden a adoptar la forma de perfiles, seguidores, chats y likes. Un mundo de apariencias en el que la diferencia entre lo real y lo ficticio es difícil de precisar, en el que la diferencia entre lo verdadero y lo falso ha sido difuminada, en el que la postverdad y las fake news se convierten en palabras de moda. El clásico problema filosófico de la diferencia entre realidad y apariencia, que ya preocupó a los griegos, parece plantearse ahora con una fuerza mayor en un contexto que convierte en problemáticos ambos términos y que provoca el desconcierto ya que no sabemos muy bien en qué realidad vivimos. Algunas preguntas que pueden orientar tus reflexiones:

Nuestros perfiles en las redes sociales, ¿son meras apariencias?
¿Es real el mundo virtual?
¿La apariencia siempre engaña?
¿Puede ser una ficción más real que la realidad empírica?
La realidad, ¿se esconde o se revela en las apariencias?
¿Es la realidad una apariencia?
¿Aparezco, luego existo?
¿Hay realidad sin un sujeto que la perciba?
Con la nueva tecnología, ¿podremos diferencias realidad y apariencia?


Para facilitar el trabajo a profesores y alumnos puede ser útil consultar los siguientes consejos para realizar un ensayo filosófico:

También será de ayuda tener en cuenta los criterios de valoración que se emplearán en la olimpiada:

CATEGORÍA DE ENSAYO

1. CLARIDAD Y PRECISIÓN:
  • Las frases son claras, fácilmente inteligibles y bien redactadas
  • El vocabulario está empleado con precisión y propiedad
  • Se emplean los conceptos de forma adecuada
  • El texto tiene riqueza expresiva y de vocabulario
  • Hay esfuerzo por precisar el sentido en que se emplean ideas o términos vagos, ambiguos o que puedan llevar fácilmente a equívoco

2. ESTRUCTURA Y ARGUMENTACIÓN:
  • El texto tiene un hilo conductor claro, el argumento general se sigue bien y las distintas ideas y párrafos están bien enlazados entre sí en continudad
  • Hay una introducción que sitúa y enfoca bien el tema general, un desarrollo articulado y unas conclusiones claras que recogen la/s principal/es tesis defendida/s
  • El texto es coherente y el avance en la exposición y argumentación es progresivo
  • Se argumentan y razonan adecuadamente las afirmaciones, sin dejarse llevar acríticamente por tópicos, prejuicios o argumentos de autoridad
  • Las razones aportadas son suficientes, variadas y desarrolladas
  • Se tienen en cuenta posibles objeciones y opiniones contrarias, con refutaciones razonadas
  • La argumentación general es sólida y convincente
  • Se ponen ejemplos claros y adecuados, a ser posible inspirados en la vida cotidiana y en la experiencia personal del alumno

3. CONTENIDO:
  • La exposición corresponde a lo que se pregunta
  • El tema está bien planteado, mostrando su interés, importancia y los problemas que encierra
  • Se plantean cuestiones verdaderamente relevantes sobre el tema planteado
  • Se relaciona con los grandes problemas de la reflexión filosófica y con afirmaciones o enseñanzas de diversos pensadores
  • El enfoque es personal y original y el texto tiene frescura y viveza, lejos de recurrir a estereotipos o limitarse a reproducir un conjunto de contenidos aprendidos

CATEGORÍA DE VÍDEO FILOSÓFICO

1. CALIDAD Y COMPLEJIDAD TÉCNICA
  • Sonido
  • Imagen
  • Factura
  • Montaje
2. GUION
  • Centrado en el tema
  • Precisión y calidad de la reflexión propuesta
  • Existencia de una tesis sobre el tema
3. RIQUEZA CONCEPTUAL
  • Riqueza conceptual
  • Evita caer en tópicos visuales y conceptuales
  • Capacidad de provocar la reflexión sobre el tema
4. ORIGINALIDAD Y CREATIVIDAD

¿Te gusta la filosofía? Visita el foro de pensamiento y discusión FILOSOFÍA JOVEN